Make your own free website on Tripod.com
Amigos del Ferrocarril
 

 

 

FELIPE PESCADOR

Felipe Pescador nació en Canatalán, Durango, el 5 de febrero de 1880. Sus padres fueron Manuel Pescador y Gertrudis Valles. Desde los once años de edad comenzó a trabajar en el ferrocarril como llamador, ascendiendo posteriormente a telegrafista y con el tiempo llegó a ser uno de los primeros despachadores de trenes mexicanos en el ferrocarril de Monterrey al Golfo.

Fue uno de los consumadores de la mexicanización del sistema ferroviario, secundado con los esfuerzos de Félix C. Vera, Benjamín Méndez, Alfonso Ramírez Paulín, Catarino Arreola Rochín entre otros luchadores, que junto con don Felipe Pescador fueron precursores del movimiento sindical ferrocarrilero, fundando la Gran Liga Mexicana de Empleados del Ferrocarril, así como pionero del Sindicato de Ferrocarrileros de la República Mexicana.

Debido al preponderante papel que le tocó desempeñar el 17 de julio de 1909, al dignificar a los ferrocarrileros mexicanos y liderear el movimiento en contra de la discriminación que estos padecían por parte de los extranjeros que dominaban en aquella época los puestos clave en los ferrocarriles, don Felipe Pescador pasó a la historia como un hombre valeroso e íntegro.

Su actitud decidida ante el secretario de Hacienda del régimen porfirista, José Ives Limantour, que vacilaba en inclinarse a favor de los despachadores mexicanos, lo impulsó en un arranque de fervor a pronunciar su famosa frase: “Respondo con mi vida de que mis compañeros manejarán los trenes eficazmente”, decidiendo con su fe inquebrantable en la capacidad de los mexicanos, el curso que tomó esta lucha por la dignificación del trabajador ferrocarrilero.
Participó en la Revolución Mexicana como ferrocarrilero, organizando el sistema el sistema en operación que se suscitaba por los enfrentamientos armados.

En el año de 1914 fue nombrado Superintendente General, habiéndose debido a su iniciativa la construcción del ramal ferroviario de Cañitas a Durango y la construcción de la estación en este mismo lugar.

En el año de 1915, habiendo triunfado ya la causa revolucionaria, don Venustiano Carranza lo puso al frente de los Ferrocarriles Constitucionalistas, debido a la devoción por la causa que había demostrado don Felipe Pescador. En este cargo se esforzó mucho para poner en orden la situación caótica que existía entre los ferrocarrileros, rehabilitar el equipo que era viejo y escaso, con las vías continuamente en reparación, debido a los frecuentes destrozos ocasionados por la lucha armada y teniendo que combatir la indisciplina del personal, que había cundido precisamente por la situación anormal de largos años.

Índice de la capacidad administrativa de este recio y valiente ferrocarrilero, son las estadísticas que revelan que en el año de 1917, a pesar de todos los obstáculos enumerados, el ingreso de los ferrocarriles aumentó.

Escribió un interesante libro titulado “La Deuda Ferrocarrilera, los Intereses de la Nación y la Labor de los Ministros de Hacienda”

Ejemplo de valor y perseverancia, Felipe Pescador conquistó con su meritoria labor un lugar  prominente en el corazón de quienes tienen la honra de ser ferrocarrileros.

Don Felipe Pescador murió en el año de 1929 y su nombre está escrito en el recinto oficial de sesiones del Congreso del Estado de Durango, como homenaje permanente del pueblo y del gobierno de su estado a tan significativo duranguense por decreto No. 131 de fecha 5 de diciembre de 1967.

Amigos del Ferrocarril de Aguascalientes, A.C., rendimos un homenaje en este día a tan destacado rielero, que desde hoy forma parte del Rincón de los Hombres Ilustres Ferrocarrileros, para ser recordado por todos los visitantes a este parque.

 

Tomado de la Revista FERRONALES, mayo-junio-julio de 1990 pág. 35.

 

 

 

 

 

 

Quienes somo